GuiaBitcoin

¿Qué es IOTA? Todo lo que necesitas saber sobre la criptomoneda del Internet de Las Cosas

5 (100%) 6 votes

IOTA es apenas otra de las tantas altcoins que existen en el mercado de las criptomonedas hoy en día, pero sin duda está entre las diez primeras de las que operan actualmente, debido a una serie de factores que no solo la convierten en una criptomoneda bastante interesante, sino que para ciertos sectores y mercados, esta criptomoneda puede llegar a ser más valiosa que incluso el propio Bitcoin, según varios expertos que proyectan que para 2020 el IOTA aumente mucho más su valor.

En este artículo conocerás todo lo que necesitas saber sobre IOTA, desde sus orígenes hasta qué ventajas y beneficios aporta a quienes decidan invertir en ella. También te proporcionaremos una guía breve pero al mismo tiempo muy detallada y clara, acerca de cómo comprar IOTA, sin dejar de lado también las posibles desventajas o riesgos que existen al invertir en esta criptomoneda.

Origen de IOTA

IOTA se fundó en 2015 y su criptomoneda fue lanzada en 2016. Los creadores de esta corporación son David Sønstebø, Sergey Ivancheglo, Dominik Schiener y Serguei Popov. Fue creada pensando en la tecnología más reciente, en una de las cosas más novedosas en el mercado del flujo de datos informáticos: el internet de las cosas.

El internet de las cosas es un concepto del cual estaremos hablando más adelante en este artículo, pero a manera de introducción respecto al origen de IOTA, lo primero que podemos decir es que surgió como una corporación sin fines de lucro, establecida en Alemania, que buscaba instaurar un sistema tecnológico descentralizado en el mercado actual con tecnología de punta.

Actualmente es una red bastante compleja que utiliza, en vez del blockchain, un algoritmo cuya arquitectura es obra propia de los creadores de IOTA; se trata del popular ledger Tangle, del que también estaremos hablando un poco más adelante en este artículo.

Al surgir como criptomoneda con la intención de hacer llegar una tecnología a las masas en los países desarrollados como Alemania, entre otros, podemos decir que IOTA es una corporación que más que ser exitosa en una mercado, lo que pretende desde su origen es causar una verdadera revolución tecnológica.

Tangle, el sistema alternativo a la cadena de bloques

Como ya sabemos, tanto Bitcoin como muchas de las altcoins que existen hoy en día, e incluso muchas de las que aún están en proceso de creación y que están próximas por aparecer en el mercado de las criptomonedas, utilizan el famoso sistema de cadena de bloques.

Debemos recordar que en gran medida, la popularidad de Bitcoin se debe a dos cosas: trabaja con el sistema de cadena de bloques, lo que lo hace hasta cierto punto muy seguro, difícil de prestarse para estafas o alteraciones en sus transacciones, así como también bastante difícil para ataques y robot bitcoin, robots binários o robots electrónicos; y que a través de la minería se pueden obtener Bitcoins gratis.

IOTA no utiliza la tecnología de la cadena de bloques, y en su lugar, esta corporación decidió implementar una arquitectura algorítmica desarrollada por ellos mismos desde su corporación: la red de Tangle.

La cadena de bloques trabaja como un sistema lineal en el que un usuario agrega bloques a una cadena que se va formando con los otros usuarios con los que se interactúa a través de las diferentes transacciones que se realicen en dicho sistema, lo que conforma un gran cuaderno contable general y compartido en el que ningún miembro puede alterar o modificar nada.

Tangle, por su parte, es muy distinto y mucho más complejo. Esta red no trabaja de manera lineal sino que funciona como una especie de entramado, como una red, como una tela de araña que se va tejiendo en paralelo entre todos los usuarios que interactúan a través de este sistema.

La interacción que IOTA permite a través de Tangle es muy interesante, porque al no existir la minería, igual posee la necesidad de que las transacciones sean validadas de algún modo, lo cual Tangle lo resuelve de manera interesante con los propios usuarios.

Tangle no tiene minería, ahorra más tiempo al poderse efectuar las transacciones de manera casi inmediata, y evita toda clase de comisiones porque todo lo hace el propio usuario sin intermediarios de ningún tipo.

¿Cómo es esto posible? Bueno, resulta que IOTA ofrece una tecnología muy interesante a través de Tangle, en la que cada usuario, antes de poder realizar una transacción, deberá validar la de dos usuarios más, al azar, y lo podrá hacer de manera sencilla desde la aplicación de IOTA con cualquier dispositivo.

En vez que tener que esperar por un minero, en vez de perder tiempo esperando por los protocolos de la cadena de bloques, los usuarios de IOTA solo deben colaborar con dos pasos muy breves que básicamente los hará el dispositivo de manera automática, y luego de esto, en tiempo récord, el usuario podrá hacer su transacción de manera inmediata sin cobro alguno por comisión.

Diferencias entre Tangles de IOTA y Blockchain

Sabiendo que IOTA no se basa en la Blockchain, tenemos muchas diferencias.

Aquí hay una pequeña lista de diferencias antes de profundizar en el tema:

  • IOTA se basa en un gráfico acíclico dirigido (DAG) Dependiendo de Tangle, no de una cadena de bloques.
  • IOTA no tiene minería, ni bloques, ni dificultad
  • IOTA no tiene gastos de transacción
  • IOTA es escalable casi infinitamente, a diferencia de Blockchains
  • IOTA no se hace solamente como moneda, sino como un protocolo de interoperabilidad que resuelve los problemas del Internet de las Cosas
  • IOTA quiere permitir la economía de maquinas
  • IOTA está a cargo de la Fundación IOTA, una ONG registrada en Alemania

IOTA y el internet de las cosas

El concepto del internet de las cosas se está manejando desde finales del siglo XX, y se refiere al internet que pueden utilizar los objetos de manera autónoma para optimizar sus funciones. Este concepto pretende mejorar las condiciones de uso de las cosas al poder monitorear su estado, permitiendo que las cosas estén conectadas a una red que permita conocer su existencia y su estatus.

El internet de las cosas, en teoría, permite que se sepa las condiciones en las que está trabajando un equipo, bien sea una cocina, una nevera, un automóvil, etc. A través de esta tecnología se puede determinar si esas cosas están funcionando bien, si poseen alguna falla, e incluso cuántos existen para conocer la necesidad o demanda que pueda darse sobre ellas mismas.

IOTA, gracias a su sistema Tangle, está implementando una tecnología que aspiran llegue a ese mercado para quedarse. IOTA, más que solamente una criptomoneda, ofrece al mercado y al mundo en general, una alternativa interesante a través de su sistema Tangle, en el cual se pueden realizar las transacciones de manera descentralizada y autónoma, permitiendo que los equipos en red sean quienes hagan todo el trabajo de manera robótica, siendo asistidos solamente por los propios dueños de los dispositivos, generando así mayor rapidez en las transacciones y evitando toda clase de comisiones, lo que convierte a IOTA en una criptomoneda bastante interesante desde el punto de vista económico, a pesar de que se enfoca más en aportar comodidad y velocidad antes que ganancias monetarias.

IOTA, una criptomoneda muy diferente a Bitcoin.

Como ya hemos dicho antes, es imposible no tomar a Bitcoin como punto de referencia para evaluar los pros y los contras de cualquier altcoin. Bitcoin ha sentado un precedente, Bitcoin es pionera en el mundo de las criptomonedas, y por ende, al estudiar a IOTA no podemos hacer la excepción.

Las tres principales razones por las que IOTA se diferencia de manera muy destacada de Bitcoin, son las siguientes:

1) IOTA no se puede minar: Al trabajar con Tangle, no necesita de mineros que ayuden a resolver problemas matemáticos de la red, por lo tanto, la minería en IOTA no es solo que no existe, es que no la necesita en lo absoluto.

2) IOTA no trabaja con cadena de bloques: Tangle es el sistema que utiliza en vez de cadena de bloques. Este sisma hace que las transacciones dejen de ser algo lineal para trabajar de manera casi aleatoria en forma de red, tejiendo un entramado bastante complejo que representa una revolución informática basada en el concepto del internet de las cosas.

3) IOTA hace que los mismos usuarios sean quienes validen las transacciones, y no los mineros: para poder realizar una transacción en IOTA, lo que necesitas es validar dos transacciones de otros usuarios, algo que realmente realizará tu dispositivo de manera automática desde la app de esta criptomoneda. Una vez que has validado esas dos transacciones (cuestión de segundos) puedes realizar la tuya, y todo en tiempo récord, ya que al no ser por cadena de bloques, técnicamente no hay tiempo de espera en cuanto al flujo de los datos, y todo puede ser realmente rápido.

Proyección de IOTA en el mercado de las tecnologías

IOTA pretende conquistar el mercado, no por su moneda como tal, sino por la tecnología que ofrece, la cual no solo busca resolver un problema cotidiano, sino causar una verdadera revolución dentro del mercado moderno, dentro del mundo del internet y de lo que se conoce como el internet de las cosas.

IOTA, cuya sede principal está en Alemania, ya ha logrado captar la atención de grandes compañías como Microsoft y Volkswagen, entre otros grandes, tanto del mercado alemán, como europeo y mundial.

IOTA busca calar en el mercado de las tecnología de punta, ofreciendo una moneda cuyo sistema se basa en el internet de las cosas, en redes de dispositivos conectados a internet de trabajan de manera descentralizada y automática.

IOTA no busca adueñarse de un mercado a través de su moneda, sino de la tecnología con la que dicha moneda opera, es decir, a través del Tangle que ellos mismos diseñaron.

Datos curiosos sobre IOTA

Es casi un hecho que las criptomonedas, al menos las más exitosas, las de mayor renombre, esas de las que más se habla, suelen encerrar datos curiosos o misteriosos, o por lo menos anécdotas interesantes e incluso hasta graciosas, por lo cual IOTA no es la excepción.

En primer lugar debemos decir que IOTA fue lanzada al mercado un martes 13, y contrario a lo que se cree respecto a ese día, no hubo nada de mala suerte para esta criptomoneda que hoy en día está escalando posición dentro del mercado hasta posicionarse entre las 10 más populares, con proyecciones a ser todavía más exitosa en los próximos años.

Se espera, al igual que con otras altcoins, que esta criptomoneda pueda sobrepasar la popularidad y el éxito que ha alcanzado Bitcoin, algo que parece difícil, pero no imposible.

Otra curiosidad interesante, es que no busca conquistar el mercado a través de su moneda sino de la tecnología que ofrece el IOTA como token, lo cual es un poco raro, pero una vez que entendemos el tipo de revolución tecnológica que ofrece con el Tangle, entendemos que es completamente lógico y atractivo para el mundo moderno y el internet de las cosas.

Se estima que para 2020 haya miles de millones de equipos conectados a redes, es decir, haciendo vida en el internet de las cosas, gracias a IOTA, algo que aún está por verse.

Así como se le llama la criptomoneda del internet de las cosas, también hay quienes la catalogan como la criptomoneda del futuro, pues se habla de alianzas estratégicas entre IOTA y compañías automovilísticas de gran renombre como Volkswagen, para el lanzamiento al mercado de coches electrónicos que puedan ser conducidos bajo la modalidad de piloto automático.

Por último, la mayor curiosidad de IOTA es que apoya el uso de la inteligencia artificial siempre y cuando resulte económica, por lo que para los procesos de las transacciones más bien lo evita, dejando de lado los intermediarios y los procesos lentos, para que los mismos usuarios puedan agilizar sus movimientos, hacer todo en tiempo récord, y ahorrándose todo tipo de comisiones, porque en IOTA no pagas nada por ninguna transacción que hagas. Puedes ver el whitepaper aquí y puedes invertir en IOTA en Binance.

Algunas verdades sobre IOTA: ventajas y desventajas.

Ya conocemos las ventajas de IOTA:

  • No cobra comisiones.
  • Ofrece agilidad y rapidez en las transacciones.
  • No necesita de la minería.
  • Promueve el mercado del internet de las cosas.
  • Ofrece tecnología de punta.

Pero entre tantas ventajas, hay que ser muy honestos en algo: IOTA, al apuntar al internet de las cosas, apuesta a un mercado que ha demostrado ser abiertamente vulnerable a los ataques cibernéticos.

IOTA promete que cuando la red haya crecido lo suficiente y cuente con la cantidad de usuarios necesarios para que se proteja por sí misma, serán la criptomoneda más segura del mercado, mientras que por los momentos trabajan de manera descentralizada pero con un agente interno que regula las transacciones para evitar estafas y errores de cualquier tipo.

Esos dos últimos detalles, el de apostar a un mercado vulnerable y ser hasta cierto punto manipulable, generan cierta desconfianza en el mercado, sin embargo, a pesar de ello, son una de las 10 criptomonedas en mayor estado de ascenso, siendo cada vez más adoptadas por usuarios de todas partes del mundo.

Dónde y cómo comprar IOTA

IOTA, al ser una criptomoneda nueva pero que al mismo tiempo va en gran ascenso, cada vez cuenta con más espacios donde puede ser adquirida. A continuación te damos algunos ejemplos para que veas lo fácil rápido y sencillo que puede ser comparar IOTA en apenas unos simples pasos:

  • Con tarjeta de crédito o débito internacional: Abres una cuenta en Binance o Coinbase, te registras como usuario, asocias tu tarjeta, y listo, puedes comprar IOTA de manera rápida y sencilla.
  • Con PayPal: puedes comprar IOTA con dólares de PayPal a través de plataformas como Kraken, Bitfinex y Binance. No es difícil, pero debes primero, con los dólares de PayPal, comprar una criptomoneda como BTC, y luego con esos BTC es que puedes adquirir IOTA. No es complejo ni difícil, solo debes dar un paso más de lo usual.
  • Con eToro: recuerda que además de las plataformas de Exchange como las anteriormente descritas, también existen plataformas donde puedes comprar las criptomonedas de manera virtual y generar ganancias según como ellas fluctúen en el mercado. En ese sentido, puedes comprar IOTA en eToro de manera muy sencilla: abres una cuenta, la verificas, haces el depósito, y listo, con lo que hayas depositado puedes comprar todo el IOTA que te alcance según tu presupuesto.

Criptomonedas Ofrecidas en eToro

Precio de IOTA

Confere abajo el precio actualizado de la criptomoneda de la internet de las cosas:

¿Vale la pena invertir en IOTA?

La respuesta a esa pregunta solo la tiene verdaderamente el inversionista, que en este caso eres tú. Sin embargo, te recordamos que IOTA apunta a ser una criptomoneda muy moderna, que a pesar de las dudas y la desconfianza que genera en el mercado, sigue teniendo cada vez más y más usuarios.

Hasta la fecha, IOTA ha aumentado su valor en más de 2.000 % de lo cotizado en su anterior reporte, así que todo apunta a que vale la pena invertir en ella para generar ganancias a futuro, es decir, a mediano y largo plazo, porque su valor sigue en constante aumento.

¡Pregunta lo que quieras!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos en Facebook

EL MEJOR ROBOT BITCOIN DE 2019

¡No deje de hacer ganancias con Bitcoin y otras criptomonedas!

Crea tu CUENTA GRATUITA

QUIERO HACER GANANCIAS CON BITCOIN AHORA
close-link