GuiaBitcoin

¿Cómo intercambiar criptomonedas de forma segura en medio del caos del mercado?

Aunque las tasas fijas no poseen tanta popularidad como las flotantes, pueden convertirse en una buena garantía y una herramienta eficiente para abordar la incertidumbre en la situación actual del mercado. Este artículo aclarará todas las ambigüedades.

El mercado de las plataformas de intercambio de criptomonedas en línea está bastante saturado hoy en día. Con la enorme cantidad de opciones disponibles, todas y cada una de ellas tienen que trabajar duro para mantenerse al día con la competencia para no cerrar el negocio. Los intercambios se apresuran a agregar nuevas funciones tan pronto como alguien más en el mercado las adopta, y una de esas características ha sido las “tarifas fijas”, que permiten a los usuarios recibir exactamente la cantidad que ven al intercambiar criptografía.

A pesar de que las muchas plataformas que las implementan consideran que las tarifas fijas son vistas como algo esencial, parece que los usuarios no son tan rápidos en adoptarlas. Las tasas flotantes siguen siendo la opción más popular, ya que las tasas fijas no reciben tanta atención.

Sin embargo, antes de llegar a conclusiones acerca de que las tasas fijas no son útiles, primero debemos analizar las posibles razones por las que se están analizando. ¿Podría ser una falta de conocimiento o simplemente miedo a cosas nuevas? De cualquier manera, las condiciones actuales de mercado inestables son el momento perfecto para familiarizarse con esta herramienta.

 

Fijo vs flotante

Comencemos con una revisión de lo que son las tasas fijas y flotantes. Cuando intercambia una criptomoneda por otra, es posible que no reciba la cantidad exacta de criptografía que ve en la pantalla al comienzo del intercambio. Eso sucede debido a la forma en que funcionan los intercambios de cifrado a cifrado: el dinero se envía desde su billetera a una plataforma de intercambio para intercambiarse, y este proceso no es instantáneo. Las transacciones tardan en confirmarse en la cadena de bloques, por lo que el intercambio puede ocurrir minutos (o, en algunas ocasiones, horas) más tarde, y el cifrado se intercambia a la tasa disponible en ese momento, que puede diferir del uno se le mostró inicialmente.

Las tarifas fijas, como su nombre lo indica, “arreglan” o “bloquean” la tarifa y, por lo tanto, garantizan que la cantidad de criptografía que veas mostrada será la misma que recibes. Estas opciones no están realmente presentes para la moneda fiduciaria, ya que los intercambios de cripto a cripto requieren un poco más de tiempo que los tradicionales, desde unos minutos hasta varios días. La velocidad a la que se llevan a cabo depende de una variedad de factores, algunos de los cuales no podemos influir de ninguna manera. Cuanto más demore la transacción, mayor será el riesgo, ya que significa que la ventana de tiempo para que cambie la tasa aumenta.

Si desea obtener más información sobre los dos tipos de tasas, cómo se forman y cómo afecta a sus intercambios de cifrados diarios, puede consultar esta práctica guía.

 

Reciba exactamente la tarifa que acordó

En cierto modo, las tasas fijas podrían llamarse el seguro del mundo del comercio de cifrado. Al igual que con el seguro de la vida real, usted paga un poco más para salvarse de posibles grandes pérdidas. Lo mismo sucede con las tasas fijas: lo más probable es que pierda unos centavos más o menos en cada transacción que realice. Sin embargo, eso es cuando el mercado es estable, que no es exactamente la situación a la que nos enfrentamos hoy.

Cuando el mercado está en desorden, las tasas fijas lo ayudarán a no perder su dinero; tal vez sea solo un poco, pero con la gran volatilidad del mercado de cifrado, pocos centavos pueden convertirse en cientos e incluso miles. Puede que diez minutos no signifiquen mucho en los mercados tradicionales, pero ¿qué pasa con la criptomoneda?

Hace dos años y medio, Bitcoin perdió un asombroso valor de $ 4000 en solo un día. En aquel entonces, muchos esperaban que un cambio de precio tan extremo no volviera a ocurrir y, sin embargo, hoy nos enfrentamos a una situación similar. Según los informes, Covid-19 todavía no ha alcanzado su punto máximo, y sin embargo, la economía mundial ya se ha enfrentado a una disminución significativa. La relación Bitcoin dólar, también ha sentido el colapso, ya que en solo una semana su precio bajó de aproximadamente $ 8k a $ 5k. Además, según los datos recopilados por Coindesk, el 12 de marzo, en solo un día, el precio de Bitcoin cayó un 49,6%. BTC aún enfrenta una volatilidad extrema y no hay forma de predecir cómo se moverá el precio en la próxima hora o incluso en un minuto. En situaciones como esta, las tarifas fijas son una gran herramienta para usar.

Sin embargo, al igual que en la vida real, nunca obtienes algo por nada, y todo lo valioso generalmente viene con una etiqueta de precio. Debido a que “bloquear” la tarifa es una característica adicional, deberá usarla a un costo adicional de una tarifa de comisión más alta. En última instancia, depende de usted decidir si el costo adicional de asegurar la tasa en este momento vale el beneficio de evitar la volatilidad potencial en el futuro próximo.

Por supuesto, si usted es un operador experimentado, es posible que ya esté utilizando estas dos herramientas, alternando, analizando el mercado y eligiendo qué tipo de tarifas es más adecuado para una situación dada. Sin embargo, si no ha oído hablar o ha utilizado tarifas fijas antes, no tenga miedo de probarlas. Las tarifas fijas pueden beneficiar a todo tipo de comerciantes, actuando como una medida de seguridad para los novatos y una forma adicional de obtener ganancias para los expertos.

Esperamos que este artículo le haya ayudado a aclarar algunos malentendidos o preguntas que haya tenido sobre las tarifas fijas. Son una gran herramienta en tiempos de incertidumbre y una buena tranquilidad si le preocupan sus fondos.

¡Pregunta lo que quieras!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.