GuiaBitcoin

Préstamos

Rate this post

Préstamos

Desde tiempos remotos los préstamos han constituido una alternativa provechosa en la que una parte ayuda a la otra, resultando ambos lados beneficiados según la condiciones y las características del préstamo.

Actualmente es muy común asociar los préstamos a cuestiones únicas y exclusivas de entidades bancarias, pero la realidad es los préstamos son algo que no siempre ha sido tan formal.

En los prestamos, ambas partes acuerdan que por un suma específica de dinero, uno de los dos recibe el monto de parte del otro, para luego reponerlo en un plazo de tiempo establecido, con ciertos intereses que hagan que la parte que prestó el dinero, pueda luego verlo íntegro e incluso aumentado, generando así una ganancia.

En este artículo te contaremos todo lo que necesitas saber sobre los préstamos, desde cómo solicitarlos hoy en día de manera rápida y segura, hasta algunas recomendaciones para que todo sea ganancia y no cometas errores de principiantes.

También te contaremos sobre requisitos y qué hacer en caso de que estés en condición de inmigrante, todo a continuación:

¿Qué es un préstamo?

Comencemos por el principio, un préstamo es un proceso financiero, formal o no, en el que una parte presta una cantidad de dinero a otra, según términos establecidos y acordados por ambas partes, los cuales generalmente incluyen y determinan tiempo límite para pagar el préstamo y una tasa de interés que generar ganancia a quien prestó el dinero.

Hoy en día existen muchos tipos de préstamos, pero antes de entrar en materia profunda sobre ello, es importante aclarar la diferencia entre un préstamo y un crédito:

Diferencia entre préstamo y crédito

Muchas veces utilizamos una misma palabra para definir cosas que son muy distintas a pesar de tener muchos aspectos en común. Puede parecer irrelevante, pero es importante conocer la diferencia entre un crédito y un préstamo, para poder determinar cuál es el que realmente necesitamos.

Ambos involucran a dos partes, la que necesita el dinero y la que puede aportarlo. La diferencia es que los préstamos representan una cantidad total para que la persona lo use como le parezca, mientras que los créditos representan una cantidad máxima, de la cual la persona puede hacer uso en su totalidad o solo una parte, y son para propósitos específicos.

Si vas a adquirir un producto, un bien, un inmueble, o algo muy puntual, el crédito se establece en función de ello. En cambio el préstamo básicamente no necesita sr para algo en específico.

De resto, son muy similares. Ambos se establecen con una atsa de interés, aunque la de los préstamos suele ser un poco mayor a la de los intereses para créditos, y los créditos son más formales que los préstamos, siendo algunos solo para empresas o cuentas jurídicas.

Quienes otorgan préstamos

Los préstamos pueden ser otorgados por entidades financieras o bancos, que son los más usuales. Sin embargo hay muchas empresas privadas, incluso personas naturales, que pueden hacerlo.

También hay organismos del estado, oficinas públicas dedicadas a ofrecer préstamos en calidad de ayuda social.

Los préstamos pueden venir de una empresa de tarjetas de crédito, de un particular, de un banco, cooperativas y entidades de ahorro, entre otros, incluyendo hasta supermercados con ofertas relacionadas a préstamos.

Requisitos  para solicitar un préstamo

Cuando un préstamo se da entre particulares, los requisitos pueden ser mínimos, pero cuando se trata de entidades bancarias formales, la lista de recaudos puede ser tan amplia como específica, por lo que todo puede variar según la entidad que otorgará el préstamo.

Sin embargo, a continuación te detallamos los requisitos más comunes a la hora de solicitar un préstamo:

-Ser mayor de edad.

-Tener documentación que acredite identidad y responsabilidad social

-No estar moroso con otros préstamos

-Avales de lo que conlleva a la solicitud del préstamo (aunque suele aplicar más para créditos)

-Constancia de trabajo estable y certificación de ingresos

-Capacidad de pago de deuda

-Cualquier otro que la entidad requiera.

Préstamos para inmigrantes

El tema de los créditos para inmigrantes es complejo porque hay mucha falta de información, sin embargo, este artículo tratará de ofrecer luces al respecto.

Es cierto que la situación de un inmigrante suele ser compleja, y en muchos casos complicada. Sin embargo, también existen muchas alternativas, o por lo menos más de una, cuando se trata de solicitar un préstamo.

Parte de las dificultades para un inmigrante, es que la mayoría suele tener procesos de documentos que no se han llevado de la mejor manera. Si eres inmigrante y necesitas contar con la oportunidad de un préstamo, lo primero que debes hacer es mantener lo más solvente y transparente posible, tu estatus migratorio.

Préstamos online

Una de las grandes ventajas del mundo moderno, es que hoy en día ya no se necesita ir en persona a realizar todas las actividades que necesitamos llevar a cabo. Podemos hacer pagos a distancia, comprar cosas, incluso estudiar y hasta realizar diferentes tipos de operaciones desde una computadora o incluso desde un celular en la comodidad de un sofá o donde sea que nos encontremos.

Los préstamos son una de esas cosas que por muy extraño que parezca, también se pueden tramitar online. Sabemos que suena extraño porque al tratarse de un préstamo podríamos creer que el prestamista preferiría vernos n persona antes de arriesgarse a prestarnos su dinero, pero resulta q la tecnología hay evolucionado tanto que también hay maneras modernas de demostrar nuestra identidad y ofrecer confiabilidad desde una computadora o un celular inteligente.

Ventajas de los préstamos online

Los préstamos online son una excelente alternativa, no solo por la comodidad de no tener que ir en persona hasta una oficina que solo labora en horarios específicos y tener que esperar un turno para ser atendido, sino que además los recaudos suelen ser muchos más sencillos que en persona, e incluso se trata de un proceso ecológico sin necesidad de gastar papel.

Por otro lado, las solicitudes mismas de los préstamos online, suelen ser mucho más ágiles que los métodos tradicionales en bancos, en gran medida porque parte del proceso es llevado a cabo por softwares programados para ello, que pueden ahorrar mucho tiempo y esfuerzo.

Cómo pedir un préstamo online paso por paso

 

Una de las entidades más populares para solicitar un préstamo online, es CREDY, una plataforma bastante interesante desde la cual se pueden solicitar y tramitar préstamos sin necesidad de tener que acudir a ninguna oficina en persona.

A continuación te mostramos cómo solicitar un préstamo en CREDY en 4 pasos muy sencillos:

Paso 1: Registro y selección del tipo de préstamo:

Al ingresar a la web de CREDY encontrarás información muy útil y relevante. Una vez que hayas leído todo, solo es cuestión de llenar un formulario donde podrás elegir el tipo de préstamo que más te conviene solicitar, de las diferentes alternativas que ofrecen.  Puedes solicitar hasta 750 Euros en préstamo. Al cumplir este paso no solo eliges el monto sino también los plazos de pago.

Paso 2: Solicitud formal del préstamo:

Este segundo paso involucra un segundo formulario donde ahora necesitarás un documento de identidad y un número de telefonía celular para poder avanzar. Aquí no tardarás más de 5 minutos y ya habrás solicitado formalmente el préstamo.

Paso 3: Verifique sus datos:

Como es lógico, hace falta validar los documentos de identidad. Este proceso se cumple en continudiad con el paso anterior, por lo que recibirás un SMS en tu celular, con un código que deberás utilizar para poder avanzar, además de escanear todos los documentos que validad tu información suministrada en los pasos anteriores.

Paso 4: Reciba dinero directamente en su cuenta bancaria:

Este es el paso más divertido de todos. Después de haber cumplido todo el proceso, solo es cuestión de esperar que la solicitud sea aprobada y tu identificación sea verificada. Una vez que eso suceda, solo será cuestión de 10 minutos para que recibas el dinero en tu cuenta.

3 Recomendaciones clave al solicitar préstamos

Solicitar un préstamo no es cosa de juegos, es algo serio que debemos hacer con suma responsabilidad, no solo porque se trata de dinero ajeno y debemos ser responsables, sino también por nuestro propio bien, para poder sacarle verdadero provecho.

A continuación te ofrecemos 3 consejos que pueden ser muy útiles y ayudarte a tomar las decisiones más sabias para sacarle el mayor provecho posible a los préstamos y mejorar tu economía:

No pidas lo que no puedes pagar: sabemos que suena muy obvio, pero algunas personas olvidan ciertos gastos. Una cosa es la cantidad que devengas de tu salario o de tus ventas, o tus ingresos en general, y otra lo que de verdad podrás disponer una vez que cubras tus necesidades y tus dudas. No solicites un préstamo que esté realmente fuera de tu alcance.

Aprende a diferenciar inversión y consumo: No es lo mismo consumir que invertir. No deberíamos pedir préstamos para consumo a menos que sea una situación de urgencia o que sepamos que pronto vamos a recibir un pago que nivelará nuestra economía.

Evalúa muy bien tus opciones antes de tomar una decisión: Hay muchas formas de solicitar un préstamo de manera exitosa. Muchas más de las que crees. Evalúa muy bien tus opciones, los plazos y términos que más te convengan, los que realmente se adapten a su situación y necesidades. No te precipites y sobre todo no dejes pasar buenas ofertas por no evaluar todo el panorama.

 

EL MEJOR ROBOT BITCOIN DE 2019

¡No deje de hacer ganancias con Bitcoin y otras criptomonedas!

Crea tu CUENTA GRATUITA

QUIERO HACER GANANCIAS CON BITCOIN AHORA
close-link